¿Motivarse a uno mismo  un mal día? Lee esto

¿Motivarse a uno mismo un mal día? Lee esto

¿Motivarse a uno mismo? Si, lo sé, llegan días en los que a veces no se tienen ganas de hacer algo y bueno… ¿a quién no le ha pasado? Bien, elegimos este como el primer tema para publicar en nuestra revista ya que la motivación no es algo que se deba tener siempre (o tal vez sí) pero… si bien en estos tiempos de pandemia por la pandemia… todo es incierto. Y es que seguro ustedes no lo saben pero… Dentro de todo lo que hacemos para ustedes hay cosas en las que a veces nos vemos inmersas que nos da ganas de tirar la toalla (por no decir que queremos mandar todo a la ch…) Pero si, así es esto.

Por esto, es que comenzamos a ver la situación de manera en que podamos hacer que a través de nuestros aprendizajes, tú puedas motivarte y aprender (o mínimo saber qué hacer). 

¿Motivarse a uno mismo?

Motivarse: El reto supremo

Entendemos perfecto, a veces no nos ponemos en la situación de manera correcta hasta que nos llega a pasar algo, y es que con esta situación de la pandemia… Diablos… si que nos movió todo, y es que vemos en la calle cerrados muchos lugares que terminaron quebrando y a la vez a mucha gente caminando si cuidarse o cuidarnos tomando ciertas medidas…. Pero… ¿y luego?… ¿Cómo lograr motivarse a uno mismo?

¿Motivarse a uno mismo? Comienza hoy

Señores, no podemos rendirnos, no estoy diciendo que esto sea la mayor prueba de nuestra vida o como humanidad pero si que lo es al final de los días y esto… justo lo que estamos haciendo ahora es lo que vamos a dejarles a nuestras generaciones siguientes. Así que primero, comencemos por generar más con menos, a ves las cosas de la mejor manera y es que sí, es más fácil deprimirnos dentro de nuestras casas pero ¿de qué sirve?. 

Comencemos a dar todo así como nosotros pondremos el ejemplo con esta revista, daremos todo por hacer de esta revista un lugar lo más famoso que podamos y la pregunta ahora es… ¿y tú qué harás?… Nosotros te apoyamos.

¡Ok, ok! Pero… y ahora… ¿Qué hago? Entrada siguiente Mi pareja me engañó, ¿Ahora qué hago?