Obligarse a hacer algo

Si te obligan a hacer algo o incluso cambiarte de ropa, es uno de los indicadores más grandes que puedes tener en los cuáles debes de dejar esa relación. Por lo que si te ha pasado… ¡cuidado!